A rajatabla

Suspende fases


Axel Kicillof se plegará a las medidas nacionales y adelantó que no abrirán los comercios no esenciales en la provincia de Buenos Aires.

El gobernador bonaerense dijo que “se van a cumplir a rajatabla esta serie de limitaciones y medidas de cuidado”. Además, confirmó que se suspende el sistema de Fases hasta el 30 de mayo y que 126 de los 135 municipios están alcanzados por las nuevas restricciones.

Tal como se esperaba, Axel Kicillof ratificó que la provincia de Buenos Aires se plegará a las restricciones anunciadas para todo el país por Alberto Fernández y adelantó que, a diferencia de la discusión que se lleva a cabo en la ciudad de Buenos Aires, en territorio bonaerense no estarán abiertos los comercios no esenciales. Horacio Rodríguez Larreta tenía la intención de permitir que atendieran a la calle, pero aún no confirmó que efectivamente será así.

“Se van a cumplir a rajatabla esta serie de limitaciones y medidas de cuidado. Parece que se puede discutir cualquier cosa y de cualquier manera. Cuestionar cada una de las medidas, en medio de una pandemia, que es catástrofe de las más graves de las que haya memoria, eso siembra dudas e incertidumbre”, afirmó Kicillof en clara alusión a la oposición.

Asimismo, el Gobernador adelantó que hasta el 30 de mayo queda suspendido el sistema de Fases por el que se regía PBA y que 126 de los 135 municipios estarán alcanzados por el confinamiento estricto.

“No nos guía ninguna otra idea que cuidarle la vida y la salud a los y las bonaerenses. Estamos en el peor momento de la pandemia, toda nuestra región está afectada. Uruguay debió extender las medidas restrictivas, Chile, Perú y Colombia están al borde del colapso sanitario, Brasil es el tercer país más golpeado por la pandemia con 15 millones de contagios. Toda la región está bajo ataque del virus. Estamos aplicando las mismas medidas que se aplicaron en todo el planeta. A esta altura el virus es conocido”, argumentó el mandatario

Luego, brindó algunos datos para dar cuenta de la preocupante situación que afronta Buenos Aires: “En Argentina y en la región del AMBA se encuentran las nuevas variantes. El virus original, el de 2020, es minoritario. Es una nueva pandemia porque es un virus modificado, más contagioso. Los mismos cuidados que teníamos durante la primera ola no alcanzan, la explosión de contagios es producto de variantes más contagiosas”.

Y continuó: “46,5% de los ingresos a UTIs corresponde a menores de 60 años. Hoy tenemos 246 menores de 14 años en hospitales o clínicas de la provincia en cuidados mínimos, 34 en cuidados intermedios y 44 en cuidados intensivos. Nadie está exento, el virus es muy peligroso. No alcanza con que no se desborden las camas. No alcanza con que no se nos llenen las terapias, porque sabemos que los contagios, en cierta proporción, terminan en internaciones graves o muertes. Cada 10.000 contagios tenemos 250 muertos aproximadamente”.

Kicillof dedicó grandes tramos de su discurso a criticar a Juntos por el Cambio en general y a Horacio Rodríguez Larreta en particular, aunque sin nombrarlos. Sobre el jefe de Gobierno, recordó lo ocurrido con la educación: “Cuando se resolvió a través de un DNU interrumpir la presencialidad en las escuelas, eso se aplicó en algunos distritos bonaerenses. La segunda medida más efectiva cuando aumentan los contagios es suspender la presencialidad. No hay un solo estudio científico que diga que cuando los contagios suben, no hay ningún lugar seguro, exento de contagios”.

Y sentenció, de manera irónica: “Es muy bueno ver el primer gesto de autocrítica del macrismo desde que dejó el Gobierno, y así lo considero al cambio de la Ciudad de Buenos Aires sobre la suspensión de la presencialidad. Llamamos de nuevo a tener responsabilidad, a no joder con la pandemia, siembran más dudas en el marco de una situación muy complicada”.

El Gobernador también se refirió a la campaña de vacunación para enfrentar a la oposición: “La primera ola fue una cosa y esta segunda es distinta, no solo por las nuevas variantes o porque están viniendo las temperaturas invernales, que complican la ventilación. Pero también es otra pandemia porque tenemos la vacuna. Comenzamos a traer vacunas mientras una parte importante de los comunicadores y políticos dijeron que era veneno. También se ha dicho que ha sido mala la gestión para conseguir vacunas, si dejamos de mentir un poco, en cantidad de vacunas conseguidas, Argentina es el país número 21 de 200. Nunca se interrumpió el flujo de llegada de vacunas desde comienzos de este año, y ese flujo se va a incrementar”

Post navigation